Vive Cantando

María Castro: “Pasará algo muy inesperado en la segunda temporada que marcará a todos los personajes”

El equipo de ‘Vive cantando’ ha empezado las grabaciones de la segunda temporada, aunque todavía no hay fecha de estreno prevista. Su protagonista, la actriz María Castro, estuvo hablando para la prensa sobre las sorpresas que nos deparará esta nueva tanda de capítulos, y lo ha hecho empezando con unas declaraciones que no dejarán indiferente a ningún seguidor.

Y es que la intérprete gallega asegura haber quedado muy sorprendida cuando leyó el guión. Para bien, por supuesto: “No penséis nada porque no se os va a ocurrir, igual os subestimo, pero a mi no se me hubiera ocurrido nunca jamás lo que le va a pasar a Trini.” dice. Añade además que ese hecho tan inesperado marcará toda la temporada, no sólo en el caso de Trini sino también en el del resto de personajes.

“El amor de Trini puede ir por otros caminos, pero Juanjo es Juanjo”

Además, María adelanta que un nuevo personaje -se entiende que masculino- entrará en la trama, y que a Trini no le resultará del todo indiferente. Su relación con Juanjo (interpretado por José Luis García Pérez) les trajo algún que otro disgusto a ambos en la primera temporada, puesto que son una pareja que parece condenada a discutir continuamente, hacer las paces y volver a alejarse. María insinúa que, como ocurrió anteriormente cuando su personaje tuvo una aventura con Carlos, Trini podría volver a desviar su camino del de su novio: “En momentos en el que ese amor no fluye por celos o por cosas, puede ir hacia otros caminos. Pero Juanjo es Juanjo, J que dice ella.”

Una de cal y otra de arena: con quien sí que tendrá buena relación su personaje será con Charo, la madre de Juanjo, a la que interpreta Kiti Mánver. “Charo es como la Trini cuando sea mayor, y eso le encanta” explica Castro. Por otro, y aunque se muestra feliz de trabajar con una actriz a la que admira desde pequeña como es Mánver, la joven también se confiesa afligida por no poder grabar con Concha Velasco, quien, como informamos en Mi Zona TV en mayo de este año, tuvo que renunciar a ese mismo papel por motivos de salud cuando ya estaba prácticamente confirmada su participación.

María afirma que “Quiero muchísimo a Concha” a la vez que alaba su dilatada carrera. Para la actriz pontevedresa la decepción ha sido doble, no sólo por perderse la experiencia de grabar con una intérprete como Velasco sino también por la propia Concha como persona. Castro cuenta que ambas estuvieron un día entero comentando sobre sus personajes y explica que Concha tenía mucha ilusión por trabajar en “Vive cantando” porque es “muy fan de la serie”. Un deseo que esta vez no ha podido hacerse realidad aunque María Castro aprovecha la entrevista para mandarle sus mejores deseos a Concha Velasco y afirma convencida que “va a vencer todo lo que se le ponga por delante y va a seguir luchando”. Desde Mi Zona TV también esperamos que la actriz pueda volver pronto a su trabajo.

“‘Vive Cantando’ es muy especial para mí”

Por otro lado, la protagonista de ‘Vive cantando’ asegura que aunque se levanta a las cinco y cuarto de la mañana a causa de la serie, para ella ir a trabajar es un regalo. Quizás se deba a su tendencia a apasionarse por cada uno de los proyectos que hace, tal como explica a continuación: “Siempre digo este es el mejor momento, pero seguramente también fue el mejor momento siempre y vendrán mejores momentos.” Seguro que sí, pero María matiza que ‘Vive cantando’ es muy especial para ella porque se trata de la primera vez que interpreta a un personaje protagonista, lo cual le permite experimentar mucho como actriz. Además, Trini tiene “mucho color”: además de cantar y bailar es un personaje muy emocional, lo cual, según afirma María, le ayuda a aprender.

Cuando le preguntan cómo le sentó el hecho de que la primera temporada de ‘Vive cantando’ compitiera este año con la última de ‘Tierra de lobos’, Castro dice que habría preferido que la audiencia pudiera elegir verla primero en un proyecto y luego en otro, en lugar de escoger qué serie en la que ella participase iban a ver esa noche. Cuenta que la temporada de ‘Tierra de lobos’ llevaba grabada desde hace dos años y añade que “No me gusta cuando sobre todo es serie nacional, no me gusta pelear contra nosotros mismos, lucha entre cadenas”.

Opina además que el final de la serie de Telecinco ha sido precipitado, ya que no era realmente un final de serie, sino que estaba pensada como una temporada más: “Pensábamos que íbamos a continuar, pero como han tardado tanto en emitir, ya se acabó ahí.”

“Las cosas que te ocurren durante las funciones de teatro te hacen crecer como persona”

Cambiando a un tema del que seguro que le hace más ilusión hablar, María pasa a relatar su experiencia sobre la obra de teatro en la que ha trabajado hasta hace un mes, titulada ‘Una semana nada más’ la actriz afirma haber aprendido mucho de la experiencia y de sus compañeros. Además, comenta que tenía muchas ganas de trabajar con Gabriel Olivares, el director. La obra, que en principio tenía que durar tres meses y se alargó hasta un año ha sido para María su primera comedia en teatro “Siempre cuando se termina una obra te quedas contenta porque tienes más tiempo, pero siempre te da nostalgia porque a parte de aprender como actriz, hay cosas que te ocurren durante las funciones que te hacen crecer como persona. Entras siendo una María Castro y sales siendo la misma pero más mayor a nivel personal y profesional.

Una vivencia que sin duda habrá resultado de lo más enriquecedora para ella, pero que también le habrá supuesto un enorme trabajo mental. No obstante, y aunque ya haya terminado la gira, Castro no descansará demasiado este año ya que en septiembre, una vez terminadas las grabaciones de ‘Vive cantando’, tiene previsto empezar a trabajar en una TV movie sobre el robo de Códice Calixtino que rodará en Galicia, además le ha surgido la oportunidad de trabajar en dos proyectos de teatro que intentará compaginar con lo demás. También en ese mes tiene pendiente el estreno de “Meñique”, una producción hispano-cubana en la que María interpreta a una princesa.

Pero no sólo la actuación llena su vida: la actriz explica que estuvo unos meses estudiando canto porque le da seguridad prepararse en ese terreno, pero además admite que uno de sus sueños es trabajar un día en un musical. Aún así tampoco quiere “quitarle el trabajo a nadie, ni que me den un personaje por ser María Castro” sino porque realmente encaje en el perfil. Si al hecho de haber estado formándose en múltiples disciplinas artísticas le sumamos su juventud, es de esperar que tarde o temprano logre su objetivo.

Finalmente, la intérprete termina esta entrevista afirmando que en su día a día le intenta poner una sonrisa a todo, y si no consigue un objetivo piensa que es porque le espera algo mejor. En sus propias palabras: “Me tengo que levantar igual a la mañana siguiente (…) Intento verle siempre la parte positiva a todo porque sino es absurdo”. Excelente filosofía de vida, aunque María confiesa que le gustaría parecerse más a Trini, porque es un personaje que siempre mira hacia delante y no se juzga ni le da vueltas a nada de lo que haya hecho. Asegura que “Todos deberíamos aprender de ella”. Curiosamente su filosofía de vida no parece alejarse mucho de la de su personaje, que artista, constante y risueño, da la impresión de tener en María Castro a un alma gemela.

Fuente | Europa press